navarro lesion

La inminente vuelta de Juan Carlos Navarro

Juan Carlos Navarro confiesa haberlo pasado muy mal después de sufrir una de las lesiones más dolorosas e incómodas que existen para un deportista: lumbalgia aguda. Esta lesión surgió después de padecer una discopatía lumbar que ha desembocado en una lumbalgia. No obstante, el jugador catalán se muestra muy optimista de cara a su regreso a la competición de máximo nivel después de haber realizado entrenamientos individuales por su cuenta y en grupo con una intensidad media-alta durante media hora.

foto de navarro lesion

Las sensaciones son buenas pero todavía insuficientes como para pensar en un regreso que sería a todas luces prematuro. Ya ha realizado algunas pruebas físicas y se ha probado en esfuerzos más exigentes pero todavía se siente algo limitado en algunos movimientos. De todos modos, viajará con el equipo hasta Vilnius para poder integrarse mejor en la dinámica del grupo. Está, sin embargo, casi descartada su presencia ante el Lietuvos Rytas. Su participación ante el DKV Joventut también es más que dudosa y está pendiente de evolución.

El Regal Barcelona ha sentido mucho su baja. Un jugador con su personalidad y carisma en la cancha es necesario para cualquier equipo. El nivel de juego del Barcelona ha bajado algunos enteros estas últimas jornadas y esperan como agua de mayo el regreso de Juan Carlos Navarro. El escolta internacional por España ha declarado que lo ha pasado mal a nivel mental ya que nunca ha recibido por parte de los doctores una fecha exacta de recuperación. Este proceso se ha basado simplemente en sensaciones estudiando la evolución de la lesión.

El jugador del Regal Barcelona se ha perdido un total de ocho partidos seguidos con su equipo, algo que no le había sucedido nunca. Ahora bien, valora enormemente el hecho de que las lesiones le han respetado a lo largo de su extensa y fructífera carrera deportiva. Ha probado ya muchas cosas y se siente cada vez mejor por lo que el regreso de este jugador a las canchas de baloncesto está a punto de concretarse.

Ahora debe recuperar el ritmo frenético que imponen los partidos de élite. Cuenta con la confianza de su técnico, Xavi Pascual, y el cariño incondicional de los aficionados que cuentan los días para ver a Navarro de nuevo dar lecciones de baloncesto en la pista.